Vigilancia y seguimiento de la glucemia: Principios básicos

La vigilancia de la glucemia le proporciona información valiosa que le ayudará a controlar la diabetes. ¿Con qué frecuencia debe medirse la glucosa? ¿Qué información debe anotar en su diario? A continuación responderemos a las dos preguntas.

¿Con qué frecuencia debe medirse la glucosa?

Este aspecto deben decirlo usted y su equipo médico, pero casi todas las personas diabéticas que usan insulina generalmente realizan mediciones tres o más veces al día: antes de cada comida y al acostarse.

Los pacientes con diabetes de tipo 2 que toman medicamentos orales o que controlan la glucemia con dieta y ejercicio deben realizar mediciones suficientes para lograr su objetivos. Cuanta más información tenga acerca de su glucemia, mejor podrá controlar su diabetes. Si se mide la glucosa según un programa regular y comprende cómo deben ser sus valores, usted y su equipo médico podrán ajustar su tratamiento de forma apropiada.

Efectué mediciones más frecuentes cuando:

  • se encuentre mal o tenga fiebre
  • varíe su plan de comidas
  • introduzca cualquier cambio en su ejercicio/actividad física
  • cambie de insulina o de medicamentos

¿Qué información debo anotar en mi diario?

Si anota los valores cuando se mide la glucosa, aprenderá los patrones que sigue su glucemia: valores que puede esperar en determinados momentos del día. El diario será todavía más útil —tanto para usted como para su equipo médico— si además anota:

  • lo que come y lo que bebe, junto con las cantidades y la frecuencia
  • el ejercicio que hace
  • el tipo de insulina, la dosis y las horas de administración
  • los medicamentos para la diabetes y la dosis
  • emociones y estrés que experimenta, junto con los momentos

« Volver a Vigilancia y algo más